hidradenitis-supurativa
enfermedades cutaneas, Enfermedades de Transmisión Sexual

Los roces del sexo ¿pueden provocar problemas?

En el sexo durante las caricias y la fricción se provocan roces los cuales en su mayoría son los que van causando más placer, sin embargo hay una enfermedad llamada hidradenitis supurativa que se da mayormente en mujeres causando protuberancias las cuales pueden convertirse en heridas en zonas que se dan la mayoría y constantemente roces como la ingle, los senos y/o las axilas.

¿La hidradenitis supurativa le da a cualquiera mujer?

Del grupo de enfermedades cutáneas esta es una de las menos conocidas y muchas veces confundida con enfermedades de transmisión sexual. Esta se presenta en forma pequeña de protuberancia bajo la piel, suelen ser dolorosas y con un olor desagradable, se presentan en ingles, glúteos, senos y axilas.

Estas protuberancias suelen aparecer durante la pubertad y no presentan gravedad en la mayoría de los casos, pero puede llegar a durar años y empeorar con el paso del tiempo.

Los factores de riesgo de esta afección son el sobrepeso, los cambios hormonales, el calor, la humedad y el estrés.

Calidad de vida sexual

Este problema en la piel tiene todo que ver con la calidad o el desarrollo de tus relaciones sexuales, como comentamos suele darse más común en mujeres en edad reproductiva y disminuye notoriamente al entrar la edad de menopausia.

De acuerdo a The journal of clinical medicine 1 de cada 10 mujeres calificaron su desarrollo sexual combinado con una afección como esta en un 60% de efectividad. Lo más negativo de esto es que al brotar los granitos son muy dolorosos para quien lo padece y también generan un olor muy desagradable que en muchas ocasiones no logran mantener una libido de forma rápida.

Consejos si padeces hidradenitis supurativa

1.-Presta atención a las posibles señales en tu cuerpo, explórate para conocer brotes y también cuidarte y llevar una vida sexual saludable.

2.- Si cuentas con pareja y tienes la confianza, podrías hablar del tema para poder evitar problemas futuros como frenar la conexión sexual por causa de vergüenza o miedo de ser juzgada por una afección que estás cuidando.

3.-Si no quieres explicar en tu encuentro sexual que sucede con algún brote que estés padeciendo en el momento, no lo hagas. ¡Disfruta de tu sexualidad, pero siempre con responsabilidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s