ejercicios, SEXO

El yoga puede mejorar tu vida sexual

El yoga puede mejorar tu vida sexual

También te pondrá más en contacto con tu cuerpo y mente, por lo que disfrutarás más de los orgasmos y por último estarás creando resistencia para tener mejor rendimiento.

Posiciones para mejor tu vida Sexual

  • Sat Kriya : El yoga no sólo consiste en posturas raras sobre un tapete. Es también una forma de ponerte en contacto con tu alma y encontrar paz inyerior. Siéntate con las rodillas hacia el frente y lo pies bajo tus glúteos. Levanta los brazos y cruza tus dedos, dejando el índice hacia arriba. Ahora viene lo difícil: inhala mientras dices “Sat” y exhala mientras dices “Nam”. Hazlo lenta y relajadamente; te ayudará a fortalecer tu abdomen y tu perineo(la región entre tu vagina y tu ano), que es escencial para el control de tus orgasmos.

El yoga puede mejorar tu vida sexual-

  • Balasana : Esta postura relaja tanto, que lograrás una mayor unión de tu cuerpo con tu mente. Comienza sentada con tus pies debajo de tus glúteos; exhala mientras bajas tu torso hasta llegar a tus muslos y pon tus brazos al frente con las palmas hacia abajo o atrás con las palmas hacia arriba. Estira todo tu cuerpo y siente como la energía fluye a través de tu espina dorsal. Mantén la posición el tiempo que quieras.
  • Adho Mukha Svanasana : Se le conoce también como la postura del perro mirando hacia abajo. Te ayuda a desarrollar diversos puntos pre coitales, también estira tu espalda y pelvis. Coloca ambas manos y rodillas en el piso. Levanta tus caderas mientras estiras y alineas tus brazos y piernas. Mantén las palmas en el piso y levanta los glúteos todo lo que puedas. Mantén la posición el tiempo que quieras.

El yoga puede mejorar tu vida sexual

  • Utthan Pristhasana ó pose del lagarto : Te ayudará a expandir el pelvis, incrementando el plEl yoga puede mejorar tu vida sexual
    acer al momento del coito. Empieza desde la pose anterior (Adho Mukha Svanasana) y mueve una pierna hacia adelante en forma de desplante; baja tus antebrazos hacia el piso entre tus piernas y mantén la otra pierna estirada hacia atrás. Mantén por un rato y cambia de pierna.
  • Eka Pada Rajakapotasana : Conocida como la pose de la paloma, ayuda a liberar la tensión en tus caderas y ejercita tu pelvis. Comienza de rodillas y estira la pierna derecha detrás de ti, mientras doblas la rodilla izquierda, de modo que el pie izquierdo esté cerca de tu hueso pélvico derecho, con el pie en punta. Inclínate hacia adelante hasta que tu pecho resalte hacia afuera y coloca las manos en el suelo frente a ti, para mantener el equilibrio. Mantén todo el tiempo que quieras.

El yoga puede mejorar tu vida sexual

El yoga puede mejorar tu vida sexual, si deseas saber más sobre Salud Sexual y Reproductiva visita a nuestros especialistas en ginecología. 

ejercicios quema grasa
Nutrición y bajar de peso

Quema grasa: 8 ejercicios para hacer en casa

Ejercicios quema grasa

Ejercicios Quema Grasa ó ejercicios para adelgazar no es un proceso fácil. Las grasas o lípidos son nutrientes esenciales para la vida humana.

Constituyen la reserva energética del organismo, ayudan a mantener los órganos vitales en su posición y los protegen de los golpes además de servir de aislante frente a los cambios de temperatura manteniéndola estable.

Los ejercicios quema grasa o bien conocidos como “Cardio” , ademas de una alimentación balanceada ayudan a bajar de peso , mantenerse saludable y fortalecer los músculos.

Recuerda que es indispensable cuidar tu dieta si estas pensando en bajar de peso o perder grasa. Pero estos ejercicios ayudan a quemar y fortalecer en zonas especificas.

Así que ponte tus mallas, un tapete y  date unos 20 minutos diarios para probar esta nueva rutina.

A continuación veras 8 ejercicios quema grasa:

Sentadillas

Una silla puede ser tu mejor banco de trabajo para hacer sentadillas de piernas, ya que este ejercicio quema grasas imita el acto de sentarse y levantarse.

Muy importante: al bajar, echa el culo atrás y siente el peso en los talones; que tus rodillas siempre estén en línea recta con tus talones, nunca por delante.

Tus pies deben estar paralelos y abiertos el ancho de los hombros. También puedes realizar más fácilmente este gesto apoyando tu espalda en una pared.

Zancadas

Este ejercicio quema grasas también “machaca” el trasero y lo deja duro como una piedra. Para hacerlo, separa los pies el ancho de los hombros y lleva una pierna atrás: la de adelante quedará flexionada y la de atrás con el talón en alto.

Apóyate en la pierna que está doblada o agarra unas pesitas y sube y baja. Recuerda que al bajar, tu rodilla no puede estar por delante de tu tobillo, así que echa el peso en tu pierna de atrás. Mantén siempre las curvaturas naturales de la espalda.

Abductores I

Recuéstate sobre un costado de tu cuerpo y mantén la cabeza apoyada sobre un brazo mientras el otro lo apoyas delante para mantener el equilibrio. Eleva la pierna superior hasta la altura de la cadera. La punta del pie mira hacia el frente.

Abductores II

Tumbada en el suelo de costado con la pierna del suelo estirada. La pierna de encima estará apoyada en el suelo por delante de la otra. La cabeza apoyada. Eleva la pierna base todo lo posible y regresar a la posición inicial lentamente.

Elevación pelvis

Tumbada boca arriba, con las rodillas semiflexionadas y apoyando los pies, eleva la pelvis y la parte baja del suelo, apoyándose únicamente en los omoplatos. Para mayor dificultad puedes estirar una pierna hacia arriba, en prolongación con el tronco.

Transverso

Tonificando adecuadamente el abdominal transverso podemos reducir nuestro perímetro de cintura. Por su sencillez, se pueden aguantar bastante tiempo, aunque intenta que no sean superiores a períodos mayores a 10 o 15 segundos. Se puede simplificar apoyando las rodillas o añadir dificultad estirando un brazo en prolongación de la línea del tronco.

Fondos

En el suelo, sobre una colchoneta, apoya las rodillas, cruza los pies y abre bien los brazos. Procura que tu cuerpo forme una línea recta en la que no sobresalga el trasero. Baja intentando acercar el pecho al suelo, no la tripa. Puedes hacerlo apoyando las puntas de los pies o estirando las piernas si te sientes fuerte.

Tríceps

Siéntate al borde de una silla o banco que no se mueva, con las manos mirando hacia delante y los talones apoyados en el suelo. Con la espalda recta, mantente sólo apoyado con brazos y pies. Flexiona y extiende los codos.

¿Quieres bajar de peso ? ¿fortalecer tus músculos? nosotros diseñamos tu dieta, consulta a nuestros especialistas en nutrición.