NIC en mi resultado de Papanicolaou

¿Que es un NIC en mi resultado de Papanicolaou?

¿Que es un NIC en mi resultado de Papanicolaou? Las pruebas de Papanicolaou son pruebas de detección pero no sirven para el diagnóstico. Por ello, ante un resultado anormal de un Papanicolaou en ocasiones es preciso realizar una colposcopia (exploración visual con lentes de aumento del cuello uterino) y realizar una biopsia que consiste en extraer un trozo del tejido. 

Los resultados de la biopsia se expresan de manera diferente a los del Papanicolaou y los resultados anormales se denominan neoplasia cervical intraepitelial que indican un crecimiento anómalo de las células del cuello del utero o cérvix. 

NIC en mi resultado de Papanicolaou

La neoplasia cervical intraepitelial (NIC) o por sus siglas en ingles CIN (cervical intraepitelial neoplasm) indica la presencia de células con características precancerosas en el cuello uterino. Se podría considerar esta fase un preámbulo o antesala de un cáncer cervicouterino. Es decir, por ahora no es un cáncer pero puede evolucionar a ello. 

Es muy frecuente que la causa de estas neoplasias sea el VPH que se transmite por contacto sexual. Si se detecta la presencia de VPH (Virus del Papiloma Humano) y alguna anormalidad en el Papanicolaou es recomendable realizar la colposcopia con biopsia. 

Según la extensión y gravedad se identifican tres niveles: 

  • CIN I (NIC 1) o displasia mínima: Las células sospechosas están solamente en el tercio inferior del epitelio o mucosa del cérvix.  
  • CIN 2 (NIC 2) o displasia moderada: Las células sospechosas están presentes en los dos tercios inferiores del epitelio o mucosa del cérvix.  
  • CIN 3 (NIC 3) o displasia severa: Las células sospechosas afectan a más de dos tercios del epitelio o mucosa del cérvix.  

Antiguamente se utilizaba esta clasificación CIN también para la prueba de Papanicolaou pero actualmente es sólo recomendable para la biopsia dejándose el sistema Bethesda para el Papanicolaou. El grupo CIN I se correspondía con las lesiones LSIL y los grupos CIN II y CIN III con las lesiones HSIL. 

 

Razones por las cuales no debes olvidar hacerte un pau

Razones por las cuales no debes olvidar hacerte un papanicolaou

Razones por las cuales no debes olvidar hacerte un papanicolaou. Es una prueba diagnóstica sencilla que pese al avance de la tecnología médica se mantiene vigente. 

El especialista se vale de un espéculo para explorar si hay descensos, flujos o infecciones vaginales. Asimismo, se visualiza el cuello del útero y se utiliza una escobilla algodonada para extraer muestras de células.  

La situación es otra si ya hay un cáncer de cuello uterino, una enfermedad muy agresiva que requiere de cirugía, quimioterapia, radioterapia. No siempre acaba bien el tratamiento y se da en mujeres jóvenes.  

Las mujeres a partir de los 21 años (antes de eso se considera que no es tan necesario) hasta los 65 años.  

papanicolaou 
Si entre los 55 a 65 años, los Papanicolaou han venido siempre bien, es casi seguro que esa mujer no necesitará hacerse más pruebas salvo que tenga condiciones especiales como VIH/SIDA, haya salido mal en el Papanicolaou o si el médico decide que vale la pena seguir.  
 
Además, requerirán hacerse el examen las mujeres a las que se les extrajo el útero por un cáncer de cuello uterino o una lesión de altísimo riesgo en esa zona.  
 
¿Cuál es el mejor momento para hacerse el Papanicolaou? 
 
Debe hacerse fuera del ciclo menstrual, es decir, antes de 2 a 3 días después de la regla, a fin de que no haya contaminación por sangre.  
 
Asimismo, para que no se dificulte la evaluación del patólogo, deben evitarse las relaciones sexuales 2 a 3 días antes de la prueba. Tampoco, la paciente debe de ponerse óvulos o cremas vaginales.  
 
Considera realizarte una prueba de colposcopia y papanicolaou entre otras por lo menos una vez al año previniendo así algún progreso negativo de tu salud.  

Vacunas contra el VPH

Vacunas contra el VPH

El virus del papiloma humano es uno de los muchos temas más buscado en la internet y al cual le han dedicado infinidad de artículos, si lo que deseas es informarte más sobre el tema, te recomendamos que los revises.

El virus del papiloma humano cuenta con más de 150 clasificaciones diferentes, todas afectan al ser humano. Se dividen en bajo o alto riesgo, dependiendo de la agresividad. Algunos de éstos llegan a producir condilomas o verrugas en los órganos genitales femeninos, en el ano o laringe.

En la actualidad, se realizan citologías a cualquier mujer mayor de 25 años, con el fin de buscar alteraciones en las células del cuello del útero que el VPH pudo haber provocado.

Con el paso de los años, este virus logra modificar las células del cuello uterino, aunque no siempre es el caso. Cuando se presentan alteraciones, se le recomienda a la paciente realizar una colposcopía y biopsia del área para completar el estudio.

Si después de haber completado los estudios necesarios se te diagnostica con una lesión grave, sólo indica que tu organismo no logra curar las lesiones de manera inmediata y se recomendará extirpar ese tejido afectado.

  • A esto es a lo que nos referimos como conización, electro cirugía ó láser , según la posición y tamaño de la lesión.

¿Qué pasa con el virus después de la conización?

Después de la conización no acaba el problema, ya que, la conización es la extirpación del área de tejido más afectado y dañado por el virus del papiloma, sin embargo, no es una forma de curar la infección, éste sigue en el organismo hasta que la inmunidad del mismo lo lograr curar.

Puede suceder que el virus desaparezca en poco tiempo, no obstante, la inmunidad contra ese virus no será para siempre y podría infectarse de nuevo.

Por lo que es muy recomendable  tener seguimiento médicos de rutina, sin dejar pasar más de 12 meses, realizar:

Visita a nuestros especialistas en Salud Sexual y Reproductiva, #Un futuro mejor es un futuro con prevención.

vacuna vph

¿Qué es el examen de Papanicolaou?  

¿Qué es el examen de Papanicolaou 

¿Qué es el examen de Papanicolaou? Si ya has cumplido los 18 años, o empezaste tu vida sexual, es necesario que visites un ginecólogo, te informes, y puedas realizarte un examen de Papanicolaou. 

Aunque muchas mujeres, sobre todo las que aún no empezaron su vida sexual, no hagan caso a ciertas enfermedades que solo las mujeres pueden contraer, es importante que todas consulten a un ginecólogo, para poder detectar y/o prevenir muchas molestias, que incluso podrían llevar a la muerte. 

El examen de Papanicolaou es una prueba que ayudará a detectar el cáncer de cuello uterino, así como también ayudará en la detección de lesiones o infecciones que tarde o temprano pueden llevar a situaciones mucho más peligrosas. 

Si una mujer ya empezó su vida sexual, debe realizarse el examen porque puede ir exponiéndose a agentes externos, y aunque suene un poco traumático, no es más que la colocación de un espéculo en la vagina, que, por cierto, no duele ni resulta incómodo. 

En cambio, si aún no se empezó con la vida sexual, tampoco debes asustarte, puesto que el examen se realiza con espéculos que no lesionan el himen vaginal. 

¿Qué es el examen de Papanicolaou?

Prueba de papanicolaou 

Antes de realizarse la prueba, el ginecólogo le dará algunas recomendaciones, siendo las más usuales: no utilizar cremas o desodorantes vaginales y no tener relaciones sexuales al menos durante 24 horas antes de la prueba. 

Resultados de la prueba 

Una vez realizada la prueba, las muestras extraídas irán al laboratorio, donde los resultados pueden ser de cuatro clases: 

  • La primera es cuando el resultado es normal, lo que significa que no existe la presencia de células anormales
    • La segunda es cuando se observa que sí existen células anormales, sin embargo, no existen evidencias de cáncer
    • La tercera es cuando sí existen células anormales, y a la vez sugieren la presencia de cáncer 
    • Y el cuarto resultado es cuando la cantidad de células anormales demuestran la presencia de cáncer 

En cuanto a la frecuencia del examen, lo aconsejable es realizarlo una vez al año, sin embargo, la edad y actividad sexual son algunos factores que el ginecólogo debe tener en cuenta para determinar cada cuanto debes realizarte el examen. 

¿Quiénes presentan mayor riesgo? 
Las mujeres que están más expuestas a contraer cáncer de cuello uterino son las que empezaron su vida sexual a temprana edad, las que han tenido muchas parejas sexuales, las que tienen VIH, las que han tenido cáncer vaginal o cáncer de la vulva, las mujeres que tienen algún tipo de infección, sobre todo infección viral, y las mujeres que tuvieron como resultado células anormales en su primera prueba de Papanicolaou. 

Es de gran importancia estar informadas y realizarse la citología vaginal para así no tener que lamentarse el día de mañana.

Realiza tu Colposcopia y Papanicolau

¿PORQUÉ DEBERIAS RALIZARTE LA COLPOSCOPIA Y EL PAPANICOLAOU?

El Papanicolaou y la Colposcopia van por lo regular ligadas al estudio ya que ambos procedimientos son parecidos. Sin embargo, no es el mismo estudio.

Ambos estudios son recomendable hacerse cada cierto tiempo ya que la colposcopia consta de una observación que realiza el ginecólogo al cuello del útero y vagina para detectar llagas, Virus del Papiloma Humano y Cáncer de Cuello Uterino.

El Papanicolaou indica la presencia de células anormales del cuello uterino que pueden dar como resultado cáncer o condiciones en el cuello del útero.

¿CÓMO SE REALIZA LA COLPOSCOPIA Y PAPANICOLAOU?

Los dos procedimientos son similares:

COLPOSCOPIA:

El ginecólogo introduce un especulo por la vagina de la y agrega ácido acético en el cuello del útero (esta solución retira el moco cervical). Se observa con claridad por el Colposcopio que le permite detectar lesiones, puede tomar foto o muestra de tejido para analizarlo. Luego se coloca yodo al cuello del útero para detectar “manchas blancas”.

PAPANICOLAOU:

El ginecólogo elimina algunas células del cuello uterino con una espátula, pincel o esponja; las células se llevan a analizar al laboratorio para obtener los resultados.

colposcopia y papanicolau

¿CON QUE FRECUENCIA SE DEBEN HACER LOS ESTUDIOS?

A partir de la primera relación sexual lo más adecuado y recomendable es cada año ya que es el tiempo adecuado para que no haya problemas ni enfermedades a largo plazo.

En caso de tener flujo o sangrado vaginal anormal también es necesario realizarse estas pruebas o incluso antes de realizarse una operación de útero. Por medio de estos estudios, el ginecólogo detecta lesiones con mucha precisión.

Un resultado negativo significa que el cuello del útero esta normal y en buenas condiciones.

Sin embargo, si este resultado es positivo significa que se encuentran células anormales en el cuello uterino, pero estos resultados solo son una prueba no un diagnostico ya que se necesitara de otra pruebas para saber si solo es una inflamación, infección, tricomonas, herpes o incluso puede llegar a ser el Virus del Papiloma Humano.

 

 

 

 

Cancer cérvicouterino

Cancer cervicouterino

También nombrado cáncer cervical o cáncer de cuello de la matriz, este tumor es maligno y comienza a formarse en el cuello de la matriz; presentándose con mayor frecuencia en las mujeres que tienen más de treinta años.

El cáncer cérvicouterino es el tercer tipo de cáncer más común en mujeres a nivel mundial. Mientras que en Estados Unidos no lo es tanto, debido al uso rutinario de citologías vaginales: es decir, exámenes de papanicolau.

cancer-cérvicouterino.alt

Las mujeres que están más propensas a padecer esta clase de cáncer son aquellas que:

 

– Comenzaron su vida sexual activa antes de los 18 años

– Han tenido más de tres parejas sexuales

– Han tenido más de tres partos

– Sufren de de desnutrición

– No han recibido la vacuna contra el VPH

– Tienen un sistema inmunologico debil

– Fuman

– Tienen infección debido al virus del papiloma humano en el cuello de la matriz

El desarrollo del cáncer cérvicouterino por lo general es lento e inicia como una afección pre cancerosa de nombre displacía. Es una afección que puede detectarse con una citología vaginal y es curable al 100%. Pueden pasar años para que los cambios provoquen el cáncer cérvicouterino.

Cuando está en etapa avanzada, puede apreciarse a simple vista en una exploración ginecológica o provocar otras molestias como son: un sangrado anormal después de la relación sexual, entre periodos menstruales o después de la menopausia, incremento del flujo de sangrado vía genital con dolor de cadera, mal olor y pérdida de peso.

Cuando el cáncer cérvicouterino esta en etapa inicial, es asintomático en la mayoría del tiempo; algunos síntomas que pueden presentarse abarcan:

Sangrado vaginal anormal entre periodos, después de la menopausia o después de la relación sexual.

Flujo vaginal que no para , este puede ser pálido acuoso, rosado, con sangre o de olor fétido.

Periodos menstruales que se vuelven mas abundantes y duran mas de lo normal.

Cuando está empezando, el tratamiento puede ser por medio de una cirugía, retirando la matriz o mediante radioterapia y quimioterapia cuando está más avanzado.

El cáncer cérvicouterino puede diseminarse hacia la vejiga, intestinos, pulmones e hígado.

Los sintomas de este cancer en etapa avanzada suelen ser dolor de espalda, dolor de huesos o fracturas, inapetencia, dolor de piernas, filtraciones o fuga de orina o heces por la vagina, dolor pelvico, perdida de peso o hinchazón en una pierna.

Consulta a tu especialista en ginecología  y realiza tu colposcopia y papanicolau una vez por año, conoce más sobre salud sexual y reproductiva.